site maker

© Club de Golf Amigos del Hoyo 19

VALDELUZ
2 DE ABRIL

CUARTO TORNEO DEL ORDEN DE MÉRITO

Mobirise

GANADORES DEL TORNEO

Fernando Santamaría

SCRATCH

Federico Torija

CABALLEROS E INDISTINTA

Clara Bustillo

DAMAS

HOYO 2
APPROACH INDISTINTO

HOYO 9
APPROACH DAMAS

HOYO 14
DRIVER MASCULINO

El milagro de Valdeluz

Pocos seres humanos han podido presenciar algo tan singular, tan extraordinario y tan disrruptivo como lo ocurrido el día 2 de abril en el campo de Valdeluz, un lugar para el que algunos ya reclaman un santuario, una capilla o quizá en un futuro no muy lejano, una catedral primada.

Jesús de Nazaret, durante su vida terrena, sanó a tullidos, devolvió la vista a ciegos, multiplicó panes y peces, calmó tempestades e incluso resucitó de la muerte a un tal Lázaro.

Esos milagros, casi olvidados, ocurrieron hace 2.000 años y nadie había vuelto a hablar de acontecimientos parecidos hasta que se celebró nuestro torneo en Valdeluz. 

Fue entonces y sólo entonces cuando pudimos observar algo que únicamente puede calificarse de milagroso, sobrenatural, y todo ello concentrado en una sola persona, en un solo golfista: un hombre mayor, acuciado por lesiones y achaques en manos y rodillas, con una visión similar a la de un topo de edad provecta y con un juego prácticamente en descomposición.

Federico Torija, con un pie casi en la tumba golfística desde hace tiempo, resucitaba, volvía a la vida y lo hacía por todo lo alto, con 40 puntos y con una superioridad frente a sus rivales casi inhumana.

El otrora tullido sanó de sus dolores articulares (los ibuprofenos también ayudaron), sus ojos se conviertieron en los de un halcón para adivinar las caídas en los greenes, sus golpes dominaron las intensas rachas de viento y, sin apenas esfuerzo aparente, logró multiplicar mágicamente pares y birdies.

Una pedazo de vuelta de golf a la altura de muy pocos, sobre todo con las condiciones de viento y frío con las que jugamos.

Pero, tranquilos, que nadie se inquiete de cara a la final...como si de un moderno "Ceniciento" se tratase, al acabar los 18 hoyos los dones prestados a Fede desaparecieron. Volvieron los dolores, las gafas para cerca y lejos y sus continuos lloros por un putt fallado.

Clara Bustillo, en damas, y Fernando Santamaría, en Scratch, fueron los mejores en sus respectivas categorías, aunque a gran distancia del semidios que nos ganó el torneo.

El resto de jugadores, pues como siempre, luces y sombras, pero al menos podremos contar a nuestros hijos, nietos y descendientes eso de: "Yo vi el milagro, yo vi jugar al divino Fede en Valdeluz".

¡¡¡Nos vemos en el campo!!!
 

Club de Golf Amigos del Hoyo 19 adscrito a la FGM e inscrito en el Registro Deportivo de la Comunidad de Madrid núm. 4.887 ©